Quince jóvenes detenidos en Iran por asistir a un concierto “satánico”

por Luis Alberto Álvarez

Quince jóvenes continúan detenidos despues de que el pasado 4 de agosto la policía arrestara a 230 personas que participaban en un concierto de rock al oeste de Teherán, organizado a través de Internet. El concierto fue calificado de “satánico” por las autoridades iraníes. Las personas que aún están detenidas son objeto de una investigación más  amplia.

    Según Alireza Jamshidi, portavoz del poder judicial, los organizadores del concierto habían “instalado un lugar de perversión, donde se podía ver en los muros símbolos de veneración a Satán”. En el lugar la policía se incautó de 150 botellas de alcohol, hachís, marihuana y 800 CDs considerados “inmorales”. Los jóvenes se exponen a penas de multa o a diez latigazos.

    El consumo de alcohol y las fiestas donde asisten hombres y mujeres están prohibidas en Irán. En este país se necesita una autorización expresa del Ministerio de Cultura para que se puedan formar grupos de rock. A pesar de ello, muchos grupos de rock han proliferado en los últimos años sin el beneplacito de las autoridades.

    El arresto ocurrió unas semanas después de que el gobierno iraní lanzara una campaña de moralización de la sociedad en contra, sobre todo, de las mujeres que llevan mal puesto el velo y los hombres que se visten o llevan el pelo a la moda occidental. El caso pone de manifiesto una novedad: la capacidad de organización a través de internet de los jóvenes iraníes para organizar fiestas “underground” que desafíen al mismísimo régimen iraní.

Madrid, Luis Alberto Álvarez (CC)

Chica iran� en bicicleta

Jóven iraní en bicicleta, por Mansour Nasiri (vía Flickr)