Los talibanes aprenden a utilizar los medios de comunicación

por Luis Alberto Álvarez

La crisis de los 23 misioneros surcoreanos secuestrados por los talibanes en Afganistán pone de manifiesto hasta qué punto los “estudiantes coránicos” han aprendido a utilizar a los medios de comunicación occidentales con fines propagandísticos.

   El pasado 22 de julio las milicias talibanes secuestraron a una delegación de 23 surcoreanos evangélicos de misión en Afganistán. El secuestro se ha llevado a cabo de manera muy mediática desde el primer momento, a través de contínuos comunicados y de ruedas de prensa de portavoces talibanes. Este protagonismo en los medios por parte de los talibanes no ocurría desde hace más de cinco años, cuando perdieron el poder a partir de la ofesiva lanzada por la coalición internacional liderada por Estados Unidos junto con la OTAN.

   La forma en que los negociadores insurgentes responden a plena luz del día a la prensa en Ghazni, al sur de Afganistán resulta una provocación en toda regla tanto para el gobierno afgano como para las fuerzas internacionales que los combaten. Por ello, las autoridades han prohibido a periodistas y fotógrafos aproximarse a los lugares de negociación so pena de cárcel.

   Muchos analistas ven en esta nueva instrumentación mediática del conflicto por parte de los talibanes la mano de Al Qaeda, verdaderos especialistas en este tipo de utilización de los medios y en controlar el flujo informativo de las agencias de noticias y las televisiones internacionales. El facilitar a los medios imágenes fotográficas y en video de los secuestrados, e incluso el uso que han hecho de los móviles, poniendo en contacto a los secuestrados con periodista y la comunicación por SMS con los medio son algunos de los ejemplos de esta estrategia mediática de un grupo extremista islámico paradógicamente alérgico a todo lo que huela a progreso y modernidad.

Madrid, Luis Alberto Álvarez (CC)

Conferencia talibán despues del 11-S

Rueda de prensa de los talibanes despues del 11-S en la que declararon no
extraditar a Bin Laden sin evidencias de su participación en el atentado
, Reuters