Una exposición en Madrid muestra el arte de la papiroflexia

por Luis Alberto Álvarez

El Centro Comercial Gran Vía de Hortaleza en Madrid propone una exposición llamada “Papiroflexia” en la que se muestran figuras realizadas con papel. La exposición durará hasta el 8 de septiembre y en ella se hace un recorrido por las dos escuelas predominantes en este arte: el Origami de origen japonés y la tradición europea.

    La cuna del Origami es japón, donde el término significa “plegado de papel”. Para la filosofía Zen la práctica de este arte aporta calma y paciencia. La tradición occidental nace a partir del siglo VIII con las conquistas árabes en Asia Central. Los prisioneros chinos realizaban figuritas de animales en papel. Los árabes desarrollaron esta práctica para diseñar construcciones arquitectónicas. Tras la Reconquista los españoles conservarían esta tradición.

Origami Oso Panda
Origami de osos panda

    La primera vez en que se unieron las dos tradiciones fue en la Exposición Universal de París de 1878, donde se mostró por primera vez a occidente las figuritas del Origami japonés.

    El escritor e intelectual español Miguel de Unamuno fue uno de los más entusiastas impulsores de la papiroflexia en España. En su libro “Amor y pedagogía” dedica un apéndice al arte de la Cocotología, del término francés cocotte que significa “pajarita”. Esta figura es considerada de las más antíguas del continente.


    Hoy día el Origami se utiliza con fines científicos, como es el estudio del comportamiento del viento en la ingeniería aeronáutica o para la coordinación de satélites de la NASA.

Madrid, Luis Alberto Álvarez (CC)