Drácula seguirá siendo el único dueño de su castillo

por Luis Alberto Álvarez

El popular Castillo Bran, conocido como la “Fortaleza de Drácula”, no será devuelto a un heredero de la antigua familia real rumana que lo reclamaba como propio. Este martes el Parlamento de Rumanía desestimaba su devolución por considerar el proceso como ilegal.


Castillo Bram, morada de Drácula

    El castillo, que se encuentra ubicado en la región de Transilvania, fué confiscado por los comunistas en 1948. Desde entonces pasó a ser de propiedad pública. Tras la instauración de la democracia, el heredero de la antígua familia real, el archiduque Dominic de Habsburgo reclamó esta otrora propiedad de la realeza. La restitución se materializó en mayo de 2006, con el compromiso de que continuara siendo museo hasta 2009.

    Sin embargo unos meses más tarde, Dominic de Habsburgo quiso vender el castillo al Estado por 57 millones de euros, lo que fue rechazado por su alto precio. Ahora el Parlamento ha rechazado la devolución que hicieron en su día al archiduque de Habsburgo por considerar que ésta ha sido ilegal debido a errores de procedimiento, por lo que los herederos no pueden vender el castillo.

    El Castillo Bram data del siglo XIII y es uno de los mayores atractivos turísticos de Rumanía, con una media de medio millón de visitas al año. Su notoriedad se debe a que fue en el siglo XV la morada del sanguinario príncipe Vlad Draculea, “El Empalador”, personaje que inspiró al Drácula de escritor irlandés Bram Stocker.

Madrid, Luis Alberto Álvarez (CC)