DES·ORIENTACIONES

Revista cultural para combatir el tedio estival

Categoría: Madrid

Fernando León: “Lo importante en una película es que sirva para arrojar un poquito de luz”. El director de ‘Barrio’ rueda en mi barrio

Crecer y vivir en un barrio obrero puede ofrecer algunas -no muchas- alegrías. Una de ellas  es que  un día te levantes, salgas a la jungla de termiteros de ladrillos donde te hallas atrapado y  te encuentres gruas, cámaras, cables, trailers y un montón de gente  con walkie-talkies, es decir, toda la parafernalia que supone el rodaje de una película. Reconozco que pocos directores se me ocurren que puedan fijarse en la plaza donde vivo, en el madrileño Barrio del Pilar. Cuando pregunto a alguien del equipo de quién se trata, todo adquiere sentido: Fernando León de Aranoa, director de ‘Los lunes al sol’ o ‘Barrio’ filma ‘Amador’, su quinta película.

Fernando León de Aranoa (izqda.) durante el rodaje de 'Amador'

Fernando León de Aranoa (izqda.) durante el rodaje de 'Amador'

Amador -interpretado por Celso Bugallo (Goya por ‘Los Lunes al sol’)- es un jubilado impedido que recibe los cuidados de Marcela (Magaly Solier, ‘La teta asustada’), una inmigrante peruana que hace las veces de asistente social. En cierto modo, y conociendo el amor que Fernando León profesa al neorrealismo italiano, el argumento de Amador recuerda a ‘Umberto D.’ (1951) de Vittorio di Sica. Será cuestión de esperar y comparar.

Mientras tanto, el cineasta rueda entre Madrid y Barcelona, si bien las localizaciones de la plaza donde vivo es el lugar elegido para situar la vivienda de Amador. Es la última jornada de rodaje en Madrid y un día complicado, pues no para de llover. El realizador entra y sale nervioso del bar-restaurante ‘Las dos rías’ de al lado de mi casa -donde he comido infinidad de menús del día- en el que está rodando una escena. Resulta difícil acercarse a él, la gente del equipo me advierte. Consigo intercambiar un par de palabras con él y me emplaza a que me pase más tarde. Lo hago, aunque me tiro aguardando una hora larga bajo la lluvia. Cuando finaliza la jornada no dejo que se me escape (perseverancia, Fernando, perseverancia)… He aquí las palabras que dedicó el cineasta en exclusiva para la audiencia de DES·ORIENTACIONES.

El cineasta pasa por la zona de rodaje

El cineasta pasa por la zona de rodaje

P.- ¿Por qué ha elegido esta plaza y este barrio para situar la acción de la película?

R.-Ya en ‘Princesas’ rodamos muy cerquita de aquí. Entonces recordamos esta cafetería donde veníamos a tomar alguna cerveza, algún café. Me acordé de ella cuando estuvimos buscando una cafetería amplia que tuviera una buena relación con el exterior, que también fuera muy luminosa y muy diáfana. Vinimos a verla y nos sirvió.

P.- Los protagonistas de sus películas son siempre parias: en ‘Amador’ son un jubilado y una inmigrante. Su cine se identifica con el compromiso social. ¿Qué debería ser para usted el cine?

R.-El cine debe ser para cada uno lo que necesita que sea, tanto para los que hacen películas como para los que las ven. Creo que hay espacio para muchos tipos de películas. A la hora de hacer cine sé el esfuerzo que supone, el tiempo, la inversión y lo caro que es. Por eso me resulta importante que, aparte de tener un sentido del entretenimiento, llegue un poquito más allá y que sirva para reflexionar sobre cosas. Para mí eso es lo importante, que a la hora de hacer ese esfuerzo de tres, cinco años preparando una película, ésta sirva para arrojar un poquito de luz o de sombras sobre lo que sea.

P.- Último día de rodaje en Madrid [se desplaza a Barcelona], ¿cómo ha sido este mes de rodaje?

R.- No te puedo hablar de la peli, es que me matan. Te cuento por qué: tenemos muchas entrevistas pedidas y no estamos haciendo nada…

Aspecto del bar donde se rueda la acción

Aspecto del bar donde se rueda la acción

P.- Sin problemas… Su película más célebre y el personaje más conocido de su filmografía son ‘Los lunes al sol’ y su protagonista ‘Santa’. Ahora con la crisis, si volviera a hacer este filme, ¿dónde la situaría y de qué sería desempleado ‘Santa’?

R.- Haría exactamente la misma película. Esa película se podía haber hecho 10 años antes y, por desgracia, se podrá rodar dentro de 10 años. Así es. Son cosas que no cambian, que no dependen de quien gobierne sino de cómo está establecido todo…

P.- ‘Familia’ fue su ‘opera prima’, una comedia que criticaba en cierta manera el cine costumbrista español. Si bien el humor siempre está presente en su cine, no ha vuelto a realizar una comedia. ¿Cuándo volverá a hacer Fernando León una comedia?

R.- No estoy de acuerdo con que ‘Familia’ fuera una comedia, al menos no del todo. Tenía mucho humor y era una sátira, pero también era una película muy ácida y amarga. No creo que estén reñidos los géneros, me resisto a elegir entre comedia, drama, western… Me parece que lo divertido es mezclarlos y como espectador lo que me aburre es ver películas que se ajustan a un patrón. En este caso el género es un patrón, así que…

  • Artículo sobre los preparativos del rodaje de ‘Amador’
  • Ficha de Fernando León de Aranoa en IMDB
  • Una de mis escenas preferidas en la filmografía del realizador

Madrid, Luis Alberto Álvarez (CC)

Malick Sidibé, Premio PhotoEspaña 2009: La humildad como transgresión

La gran estrella de la última edición de PhotoEspaña es Annie Leibovitz. Una fotógrafa en la ruina tras haber sido estafada por Maddoff. No es de extrañar que ahora esté ávida por realizar ‘tournées’ en todo el mundo para recaudar pasta. En cualquier caso, Leibovitz representa mejor que nadie la tónica en la última edición del certamen fotográfico: imágenes estilizadas hasta el delirio, retratos irreales, construcciones artificiosas… Por ello, es de agradecer que este año haya recibido el Premio Photoespaña 2009 Malick Sidibé (85 años) quien, desde su trabajo artesano en su humilde estudio de Bamako (capital de Mali), ha salvaguardado la esencia del retrato fotográfico.

Soirée Las vegas dez Kamissoko

Soirée Las vegas dez Kamissoko

El tema de la muestra de este año gira en torno a la ‘cotidianeidad’, ese extrano ritual de las cosas que se convierten en habituales. “Contienen más verdades las 24 horas de la vida de un hombre que todas las filosofías”, decía en el 68 el situacionista Raoul Vaneigem. Y es exáctamente sobre esta trascencencia cotidiana y la verdad que mana de ella por donde se mueve el fotógrafo malí. Consigue que sus imágenes se conviertan en el retrato de un país que aborda su presente -los años 60 y 70- y su futuro con el optimismo de su recien obtenida independencia de Francia.

Surprise party Bamako Loura, años 60

Surprise party Bamako Loura, años 60

La exposición ‘Bamako Style’, que se puede ver estos días en la Galería Oliva Arauna de Madrid, se divide claramente en dos grandes temáticas: las imágenes de la ‘permanente’ fiesta que supusieron los años 60 -la vida nocturna, los bailes, la juventud vestida al modo occidental pero sin perder su orgullo africano…- y el trabajo del fotógrafo, ya en los 70, en el estudio del barrio de Bagadati, en la capital malí. Las composiciones en todas sus instantáneas se caracterizan por ser sencillas, desornamentadas, elegantes. Los rostros posan de forma natural. No hay artificios.

Bal jeunesse RDA, años 60

Bal jeunesse RDA, años 60

En los 70, mientras los teóricos posmodernos elucubraban sobre el sentido último de lo que debe ser el dispositivo fotográfico, Sidibé  se encierra en su estudio de Bamako y no para de realizar retratos. No hay complejidades que valga, su máxima es que “aquel que se va a retratar quiere estar guapo. Es labor del fotógrafo hacer que esto suceda”.  Sin más… y sin menos. Modernidad sin pretensiones. La misma que hizo que Nadar o Disderi revolucionaran el retrato hace siglo y medio. La única referencia que Sidibé tiene para clasificar sus innumerables fotos son los sencillos decorados que va modificando levemente una vez al año.

A deux pour la meme femme, años 70

A deux pour la meme femme, años 70

Mención especial merece Oliva, la galerista. Cincuenta y tantos, alta, delgada, cara lavada, negro riguroso, con la serenidad de quien cree sin ambages en lo que hace… una conversación con ella significa redescubrir ysaborear de nuevo el arte, esa cosa tan rara y caprichosa que prefiere escabuirse entre tanto mercado, fuegos de artificio y estafadores.

Madrid, Luis Alberto Álvarez (CC)

Un encuentro casual con Naomi Klein en Madrid

Supongamos que soy un periodista infiltrado capaz de cualquier cosa para conseguir una exclusiva al estilo del gran Gunter Wallraff. Supongamos que de esta manera he conseguido acceder a la habitación del hotel en Madrid donde se alojó hace unos días Naomi Klein para presentar su último libro “La doctrina del shock” y de esta forma conversar durante unos minutos con su marido Avi Lewis y con ella sobre las alternativas a la globalización.


Naomi Klein y Avi Lewis en su habitación de hotel en Madrid

     La realidad es más triste, por casualidades de la vida accedí a la habitación 410 del Hotel Intercontinental de Madrid donde se alojó la escritora, periodista y economista porque simplemente trabajo allí. Cuando llamé a la puerta me abrió un hombre -diría que el típico guiri de los que estoy harto de ver por el hotel- con una sonrisa de oreja a oreja, nada forzada, más bien sincera, que me invitó a entrar. Al pasar el recibidor accedí al pequeño salón donde encontré una maleta a medio abrir donde se entreveía un libro grueso, detrás de la maleta, unos piés y una mano que agarraba en ese preciso momento el libro en cuestión. No me resultó dificil reconocer el libro, ya lo había visto unos días antes en la librería El bandido en Malasaña, era la edición en inglés de “La doctrina del shock”, con la misma portada que la edición en español. Quien tomaba el libro era su propia autora, Naomi Klein a la que reconocí inmediatamente.

Leer el resto de esta entrada »

Bicicrítica: “Si el coche te quema, quema tu coche”

Como todos los últimos jueves de cada mes Bicicrítica concentró a más de quinientos ciclistas el pasado 25 de octubre. Sin embargo esta última convocatoria fue especial, el colectivo cumplía 3 años y para celebrarlo emplazó al cada vez mayor número de ciclistas a asistir elegantes para la ocasión.

    Los ciclistas nos fuimos reuniendo desde las ocho de la tarde en el Palacio de Correos -nueva sede del Ayuntamiento de Madrid- en la plaza de Cibeles. Media hora después llegó Juanma, uno de los organizadores de la marcha, vestido de etiqueta y con unos altavoces remolcados por su propia bici de donde sonaban los pasajes más celebres de la opera la Walkiria de Wagner. La marcha daba comienzo.

    Arrancamos dando varias vueltas alrededor de la Cibeles, las suficientes para colapsar el tráfico de Recoletos y Alcalá. Poco a poco fuimos subiendo la calle Recoletos dirección norte hacia Colón. Era la primera vez que yo participaba en una concentración de este tipo y no entendía por qué había ciclistas que se paraban a los lado. Hugo Martínez, uno de ellos, me dijo que estaban haciendo tapón para que no pasaran los coches. Me resultó una grata sorpresa ver de nuevo el rostro de Hugo hace unos días en las páginas de un periódico por haber denunciado a Pío Moa por injurias y humillación a las víctimas del franquismo. Su coherencia le hace llevar el lema de “No Pasarán” a todos los aspectos de la vida. Yo también me he sumado a esta denuncia desde su blog.

Leer el resto de esta entrada »

Noche en Blanco o el insomnio por la cultura

Acercar la cultura contemporánea a los ciudadanos, que la gente disfrute de aquello de lo que habitualmente no puede: desde visitar el estadio Santiago Bernabeu a ver el códice original del Cantar del Mío Cid en la Biblioteca Nacional, o pasear por los salones de la Bolsa, el Palacio Real o el Congreso de los Diputados, una novedad este año.


Cibeles iluminada la pasada edición de la Noche en Blanco

    Se trata de la Noche en Blanco, que su segunda edición en Madrid se celebrará el próximo día 22 de septiembre entre las nueve de la noche y las siete de la mañana.

    Una de las obras que más entusiasma a Pablo Berástegui, director de la Noche en Blanco, es la “escultura lúmínica” que va a realizar el artista británico Ron Haselden para el edificio España, en la plaza del mismo nombre. La obra se titula Family Garden. Según Pablo Berástegui la obra es “un proyecto luminoso en el que niños de la ciudad de Madrid han dibujado lo que para ellos sería un jardín y estos dibujos se van a trasladar a imágenes, a píxeles de luz que serán las ventanas, cada una de las ventanas del edificio España. Detrás de cada una de estas ventanas habrá una persona que segurá un guión con una pauta marcada”. La fachada, que está ahora mismo en obras, se convertirá en un gran lienzo, en un gran tapiz de color en el que la ciudad podrá disfrutar de una idea de un artista. Berástegui, a su vez destaca, que esta obra “no se podría plasmar si no fuese por la participación de la ciudadanía”.

Leer el resto de esta entrada »